Las EightyAgers van a París

Exposición 4 de octubre al 31 en la Casa Argentina de París.

La edad es solo un número en la mente...

La edad es solo un número en la mente, en el carnet. Se puede ser anciano con veinte años o joven con ochenta. Es el concepto que subyace en los eightyagers: personas que visten, piensan, actúan, en definitiva, viven como si volvieran a tener quince años, como si nunca los hubieran abandonado. La técnica para plasmar su autenticidad, es una mezcla de estilos sin normas que responden también a ese carácter juguetón de los eightyagers.

Del más moderno dibujo digital se pasa al grabado, ya sea en papel o en tela, que luego son cosidas e intervenidas con pinturas y abalorios.

Como homenaje al la Casa Argentina, la artista propone explorar la conexión entre Francia y Argentina. En esta exposición encontramos a algunos de esos argentinos que viajaron a Paris en los Roaring Twenties para celebrar allí las más extravagantes y llamativas bodas que se recuerdan. Inspirándose en ese espíritu, Isabel reinventa estos personajes, como Júlio Cortázar, quién vivió una época en esta casa, Gabriel Iturri o Dulce Liberal, tratando de captar su esencia y transmitirla con identidad propia.

Finalmente, inspirada por el espacio la artista completa esta muestra con “Banana” trascendiendo su estilo habitual, innovando con telas en lugar de papel y rescatando un formato casi olvidado como el tapiz. Con estos medios busca plasmar la personalidad de esas eightyagers tal y como son: exuberantes, apabullantes, con una presencia y luz propia que capitaliza la atención en cualquier sala en la que se encuentren.